SuresTEA se suma a la demanda del CERMI Estatal y del TERCER SECTOR ante la decisión de Derechos Sociales de recortar la financiación a las ONG estatales en plena pandemia

SuresTEA se suma a la demanda del CERMI Estatal y del TERCER SECTOR ante la decisión de Derechos Sociales de recortar la financiación a las ONG estatales en plena pandemia
28 mayo, 2020 Surestea

– El CERMI apoya plenamente a la Plataforma del Tercer Sector (PTS) en sus exigencias a la Vicepresidencia Social del Gobierno para que no recorte los fondos sociales estatales en plena pandemia.

– Apelamos a que se retome el diálogo social por parte de la Vicepresidencia Social del Gobierno y se ofrezca una solución con garantías jurídicas y económicas que asegure la sostenibilidad del sector social de ámbito estatal.

(Madrid, 29 de mayo de 2020). La Asociación Sureste del Trastorno Espectro Autista -SuresTEA, miembro de la Federación Española de Autismo – FESPAU y que, a su vez, es miembro del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), se suma a la reclamación del CERMI y la Plataforma del Tercer Sector (PTS) al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, para que no debilite al tejido asociativo de índole estatal.

El CERMI, como portavoz de la discapacidad en la PTS, ha trasladado a sus entidades, tras la reunión mantenida el pasado miércoles 20 de mayo con el Secretario de Estado de Derechos Sociales, la decisión unilateral por parte del ejecutivo de reducir sustancialmente el tramo estatal de la recaudación del 0,7% del IRPF de interés social, y no dedicar, como exige su Ley reguladora de 2018, la recaudación del 0,7% del Impuesto de Sociedades a fines exclusivamente sociales.

Esta reducción supone un castigo a un sector que viene demostrando su capacidad de respuesta ante situaciones de crisis y que, en la pandemia que estamos atravesando, han sido un factor clave en la ayuda a las personas en situación de vulnerabilidad social.

Desde SuresTEA trabajamos desde diferentes líneas estratégicas para garantizar la igualdad de oportunidades de las personas con Trastorno del Espectro del Autismo (TEA) y sus familias, y gracias a los proyectos desarrollados por FESPAU, se generan y fortalecen los tejidos asociativos y las redes de apoyo.

Una reducción de los fondos sociales con cargo a la asignación del IRPF y del Impuesto de sociedades, pondría en verdadero riesgo la viabilidad y sostenibilidad de dichos proyectos, cuyo objetivo es garantizar una forma coordinada y coherente de trabajar en todo el territorio, avalada por técnicas, metodologías y perspectivas basadas en la evidencia científica, así como generar espacios de aprendizaje común que benefician y fortalecen a toda la red de apoyos. En definitiva, tendrá un impacto negativo en la calidad de vida de las personas con TEA y sus familias.

Es por esto, que SuresTEA se suma a la demanda del CERMI para que el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 rectifique de inmediato la decisión de recortar el apoyo económico público al Tercer Sector de Acción Social de ámbito estatal, en el momento en que el país y la sociedad española más necesitan a las redes solidarias como consecuencia de la pandemia.

La Secretaría de Estado de Derechos Sociales ha notificado al Tercer Sector su intención de reducir sustancialmente el tramo estatal de la recaudación del 0,7% del IRPF de interés social -vía principal de financiación de las organizaciones sociales altruistas de ámbito estatal- y de no dedicar, como exige su Ley reguladora de 2018, la recaudación del 0,7 % del Impuesto de Sociedades a fines exclusivamente sociales.

Esta merma significativa en los recursos económicos de las entidades sociales estatales se produce en la mayor crisis económica y social vivida por España en su historia reciente por causa del coronavirus, que ha exacerbado las demandas de los grupos cívicos más vulnerables y ha aumentado exponencialmente el número de personas y hogares en esta situación.

Sorprende también que se reduzcan drásticamente fondos financieros ya consolidados, algunos comprometidos desde 2018, pero no ejecutados, como los derivados del 0,7% del Impuesto de Sociedades, cuando el Tercer Sector de Acción Social es el único que no ha recibido ningún tipo de ayuda pública adicional como consecuencia de la pandemia, cuando la crisis provocada por esta es fundamentalmente social.

Desde SuresTEA apelamos a que se retome el diálogo social por parte de la Vicepresidencia Social del Gobierno y se ofrezca una solución con garantías jurídicas y económicas que asegure la sostenibilidad del sector social de ámbito estatal.

Descargar Nota de Prensa